Consejos para prevenir las contracturas

Una contractura es un espasmo muscular, calambre o contracción involuntaria de un músculo o grupo de ellos, que cursa con dolor leve o intenso, y que puede hacer que dichos músculos se endurezcan o se abulten. Puede darse a causa de una insuficiente oxigenación de los músculos o por la pérdida de líquidos y sales minerales como consecuencia de un esfuerzo prolongado, movimientos bruscos o frío.

La mejor forma de prevenir las contracturas es practicar ejercicio moderado desde la infancia, para así mantener los músculos fuertes y tonificados, y acostumbrados a la realización de actividad física. Esta es la mejor forma de que la musculatura esté preparada en el momento del esfuerzo.

estiramientos.

También se recomienda un calentamiento adecuado antes de realizar cualquier actividad física, además de un correcto enfriamiento de los músculos una vez finalizada la actividad.

Otra forma de prevenir las contracturas es la aplicación de calor acompañada de reposo. Con esto conseguimos que se alivie la tensión acumulada en el músculo y disminuya el espasmo, eliminando toxinas del interior de los músculos.

Los terapeutas, por su parte, también recomendamos sesiones periódicas tanto de masajes como de ejercicios para prevenir así la formación de este tipo de lesiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s